RESEÑA: CANCIÓN DE SAL

CANCIÓN DE SAL

Marina Tena Tena




FICHA TÉCNICA
Título.- Canción de sal
Autora.- Marina Tena Tena
Editorial.- Amanecer
Páginas.- 170
Tipo de libro.- Autoconclusivo.
Año.- 2019
Precio.- 17€ (papel)/3,12€ (ebook)

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

SINOPSIS

Hugo y su madre se han ido de vacaciones aunque su padre no esté de acuerdo. Hugo está emocionado, desde que no vive con mamá la echa mucho de menos. Al viaje les acompaña Sam, la niña invisible que siempre ha estado con él. La casa de la playa es un lugar raro para ir en noviembre, pero Hugo quiere ver feliz a su madre. Aunque Sam no deje de advertirle que pasan cosas extrañas. Aunque por la noche escuchen los cantos de las sirenas que quieren llevarlos al fondo del mar.

Y cada vez se las escucha más cerca…

OPINIÓN PERSONAL

Esta es la segunda novela de Marina Tena, y la primera que leo. La autora lleva una buena carrera y actualmente tiene publicados cuatro libros, y otro pendiente de publicación.

En este libro conocemos a Hugo, el niño protagonista, que tiene una sensibilidad especial que le da el ser hijo de padres divorciados y las circunstancias que le han tocado vivir, a Sam, su mejor amiga, imaginaria para todo el mundo pero muy, muy real para él, y a su madre, que se lo lleva de vacaciones a la playa en pleno noviembre.

Es un libro con un ritmo pausado y lento, que a pesar de ser una novela corta se toma su tiempo para hacerte entrar en su atmósfera de inquietud, para hacerte notar esa desazón interna que te recorre la espalda aunque no sepas muy bien por qué. Tiene un principio muy potente, unas primeras páginas que te dejan sin aliento y te angustian, en las que te transportas a esos momentos de la niñez en que algo te daba pánico y tratabas de combatirlo metiendo la cabeza debajo de las sábanas y rogando porque lo que quiera que fuese que acechaba ahí fuera se marchase y te dejase en paz.

El final también es rápido, pero toda la parte central baja el ritmo y se recrea en los pensamientos y observaciones de Hugo, muy maduras para un niño de su edad, pero que no chirrían ya que entiendes que haya tenido que madurar rápido debido a las circunstancias. Además, se nota que Hugo es un chico sensible y tranquilo, muy observador, y que adquiere el rol de cuidador cuando debería ser el cuidado. Quiere que su madre sea feliz y para eso toma muchas de las decisiones que aparecen en el libro, en contra de sus deseos e inclinaciones.

Marina trabaja muy bien la atmósfera opresiva y angustiante. Casi desde el principio, a través de los ojos de Hugo nos damos cuenta de que algo anda terriblemente mal, aunque al principio no sepamos muy bien qué es. Las sirenas aquí se nos presentan más parecidas a los seres mitológicos que son  y no a lo que Disney ha querido mostrarnos de ellas, y son un recurso muy útil para mostrarnos el peligro que acecha cada vez más cerca.

También utiliza de manera fantástica el recurso de la naturaleza. La playa fría y desangelada de noviembre se nos cuela dentro y ayuda a que percibamos que hay algo ahí que no funciona. Su prosa tiene cierta lírica y posee un manejo del lenguaje envidiable, lo que hace de la lectura un placer. Los personajes están muy bien construidos y las dinámicas entre ellos son muy interesantes. Ver al niño protagonista tratar de no entristecer a su madre es tierno y al mismo tiempo te da rabia porque es injusto que un niño tenga que pasar por eso, pero la vida no es justa y Marina ya se encarga de dejarlo claro.

Como punto negativo, a veces se me hacía demasiado repetitivo, Hugo vuelve a los mismos pensamientos una y otra vez y, aunque esta reiteración está bien utilizada para envolvernos en la atmósfera y hacernos entrar en la mente de Hugo, creo que peca de excesiva en más de una ocasión. Eso, unido al lento desarrollo de los acontecimientos, hizo que tras un gran principio perdiera algo el interés hasta la parte final, en que vuelve a captar toda tu atención y hacer que el aliento se te entrecorte. También a veces me ha cansado un poco el punto de vista infantil, pero esto ya es algo personal que no se puede achacar a nadie más que a mí misma.

¿Recomiendo su lectura? Sí, a pesar de ese pequeño fallo que le veo es una historia bien construida y sobre todo muy bien escrita. Voy a seguir leyendo cosas de esta autora y espero que me siga sorprendiendo.